Secciones :
Home » » Brasil inicia el dramático debate sobre la destitución de Rousseff

Brasil inicia el dramático debate sobre la destitución de Rousseff

Por : Datos sobre economía on 15 abril 2016 | 9:00 a. m.



La democracia brasileña se apresta a vivir uno de los capítulos más dramáticos de su corta historia, con la votación de una solicitud para abrir un juicio de destitución de la presidenta Dilma Rousseff, después de tres días de debates que se iniciaron este viernes.

                 

La sesión empezó con la lectura del acta por el secretario de la Cámara, tras lo cual su presidente, Eduardo Cunha, anunció que estaría centrada en las acusaciones contenidas en un informe presentado la semana pasada.

La Cámara de Diputados se pronunciará el domingo sobre una recomendación de 'impeachment' contra Rousseff, acusada de "crímenes de responsabilidad" por haber maquillado presuntamente las cuentas públicas en 2014, el año de su reelección, y a inicios de 2015.

La apertura de un juicio político requiere el apoyo de dos tercios de la Cámara -342 diputados de un total de 513- y la ratificación por el Senado. En ese caso, la izquierdista Rousseff, de 68 años, sería separada del cargo y reemplazada por su vicepresidente, el centrista Michel Temer, de 75.

Temer completaría el mandato, hasta finales de 2018, si los senadores declaran a Rousseff, en un plazo de seis meses, formalmente culpable. Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), perdió en los últimos días importantes aliados y la tendencia se decanta actualmente a favor de sus adversarios.

Según la encuesta del portal online del diario O Estado de Sao Paulo, los partidarios del 'impeachment' cuentan ya, desde el jueves por la noche, con los 342 votos necesarios para dar este paso en el que la mayor economía latinoamericana se juega su futuro a cara o cruz.

Los dos bandos convocaron a manifestaciones gigantes en Brasilia, para seguir la votación del domingo. Para impedir incidentes, las autoridades tendieron una enorme valla metálica de un kilómetro, que arranca frente al Congreso y rasga la monumental explanada de los ministerios, en el corazón de la capital.

El jueves por la noche, unos 200 manifestantes antigubernamentales ya estaban en el lugar, junto a un camión con altavoces que animaba el ambiente y un hombre vestido de presidiario que llevaba una enorme máscara con el rostro del expresidente Lula da Silva (2003-2010), mentor de Rousseff e investigado en el caso de corrupción de la empresa petrolera estatal Petrobras.

A pocos kilómetros, dentro de un recinto deportivo junto al estadio mundialista Mané Garrincha, medio millar de partidarios de Rousseff acampa desde inicios de esta semana, en espera de la votación del domingo.

"Ya somos unas 500 personas, pero para el fin de semana esperamos más de 100.000. Vinimos acá para hacer frente a este golpe", dijo a la AFP el sindicalista Paulo Joao Estausia, de Sao Paulo. Este sábado, la propia presidenta Rousseff podría personarse en el estadio.

- Fuerzas heterogéneas -


El 'impeachment' cuenta con el apoyo de grupos heterogéneos, empezando por el partido PMDB al que pertenece Temer, que formó parte de prácticamente todos los gobiernos, de derecha o de izquierda, desde el fin del régimen militar (1964-85).También lo apoyan las poderosas cámaras de industria y de agricultura del país y los mercados financieros. Desde hace varias semanas, la bolsa de Sao Paulo ofrece el inusual espectáculo de festejar con fuertes alzas cualquier señal de que el gobierno está a punto de caer.Rousseff, que en 2014 derrotó por escaso margen a Aecio Neves, del PSDB -el partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002)- bate desde entonces récords de impopularidad, bajo el fuego cruzado de una recesión económica que entra en su segundo año y del escándalo de corrupción de Petrobras, que puso bajo el foco de la justicia a muchos de sus aliados.Entre ellos Lula, que nunca pudo asumir el cargo de jefe de gabinete, porque un juez del STF sospechó que su entrada al gobierno buscaba ante todo ponerlo al abrigo de la justicia ordinaria que investiga si se benefició de sobornos que circularon por la estatal petrolera.Rousseff niega haber cometido delitos que justifiquen su destitución, y denuncia una tentativa de "golpe de Estado" orquestada por Temer y por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, también del PMDB. En una entrevista con medios brasileños, proclamó el martes su determinación de luchar "hasta el último minuto del segundo tiempo" para salvar su mandato.

AFP
Comparta esta noticia :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
Company Info
Copyright © 2014. Datos sobre economía. . All Rights Reserved.